Saltar al contenido
10 Alimentos y causas de ansiedad y depresión

5 Alimentos y causas de ansiedad y depresión

Según la Organización Mundial de la Salud, la ansiedad ya se considera el “mal del siglo” y afecta al 33% de la población mundial. Quien sufre la enfermedad debe estar atento y evitar cualquier cosa que dispare una crisis, y eso incluye los alimentos que causan ansiedad.

Los hábitos diarios simples pueden producir taquicardia, estrés, intranquilidad, falta de aliento y miedo, síntomas de esta enfermedad que aparecen sin que usted se dé cuenta. Aprenda a evitarlos para tener una vida más liviana y tranquila. También puedes ver: 7 mejores alimentos para controlar la ansiedad.

Ansiedad y depresión lo que debes saber

  1. El problema se vuelve patológico cuando ocurre continuamente y sin motivo aparente, como cuando la persona se siente inquieta y no puede dormir. Es un cuadro clínico no derivado de otras condiciones, como depresión y psicosis.
  2. De la misma forma que es común estar ansioso, es normal que te deprimas, te angusties o te sientas perdido. El problema, en el caso de la depresión, es que esos síntomas continúan durante mucho tiempo y dejan que el individuo se sienta sin salida.
  3. No hay causa determinada para ninguna de las enfermedades. La medicina, sin embargo, las asocia con factores genéticos y con una combinación de orígenes biológicos, psicológicos y sociales que provocan cambios en la función cerebral.
  4. Las situaciones que provocan crisis depresivas son llamadas gatillos. Quien sufre las dos enfermedades necesita ser monitoreado para aprender cuáles son los suyos. Además, hay alimentos que causan ansiedad y que pueden agravar el problema. Conozca cuáles son y evite consumirlos.

Qué alimentos causan ansiedad y depresión

En primer lugar, es bueno aclarar qué son estas dos enfermedades psicológicas y cómo se diferencian de los síntomas comunes en la vida de cualquiera. La ansiedad es común en el ser humano y precede a una situación de peligro o algo extraño y extraño, como cuando te pones tenso antes de una reunión o nervioso a una cita romántica.

RECOMENDADO  ¿Para que es bueno la vitamina B12?

Cafeína

La cafeína es un gran enemigo de los ansiosos, porque aumenta la actividad de la adenosina, un neurotransmisor que conecta células nerviosas y causa sensación de relajación.

También causa dependencia, ya que aumenta la producción de dopamina, que promueve la sensación de bienestar, además de acelerar el ritmo cardíaco. Cuando el efecto se acaba, te sientes inquieto e irritado. Los alimentos que causan ansiedad incluyen café, té negro, té mate, energía, guaraná, entre otros.

Freidoras y grasas saturadas

Es normal que tu cuerpo pida alimentos grasientos cuando te sientes triste, como pizza y patatas fritas. Pero un estudio de la Universidad de Montreal demostró que ratas con una dieta rica en grasas saturadas mostraron altos niveles de estrés.

Eso es porque en exceso esa grasa provoca inflamación en el organismo y perjudica el sistema nervioso, además de aumentar el cortisol, conocido como hormonas del estrés. La carne de origen animal también contiene altos índices de sustancia.

Azúcar refinado y carbohidratos

Una vez más, es común comer esos alimentos para sentirse mejor. Sin embargo, los carbohidratos refinados no son fuentes de triptófano, un aminoácido esencial en la producción de serotonina, neurotransmisor responsable de la sensación de bienestar.

Estos alimentos que causan ansiedad también provocan una sensación rápida de satisfacción. Cuando esa sensación pasa, hay posibilidades de que haya compulsión alimenta. Esto podría conducir a la obesidad y a otros problemas de salud.

Una sugerencia es cambiar la harina de trigo, el azúcar blanco y el arroz blanco por carbohidratos complejos presentes en alimentos integrales. Prueba azúcar morena, chocolate amargo y frutas.

Alimentos industrializados

Cualquier alimento rico en aditivos químicos, tales como colorantes, aromatizantes y conservantes, aumenta la inflamación del sistema nervioso y la liberación de cortisol. Así que huye de alimentos que causan ansiedad, como embutidos y congelados.

RECOMENDADO  Rutina de TRX para principiantes | Ejercicios básicos

Bebidas alcohólicas

El alcohol tiene un efecto muy dañino en el cerebro, ya que genera una sensación de euforia que, cuando baja, provoca efecto rebotante y genera ansiedad y depresión. En consecuencia, se bebe más para volver a sentirse bien, lo que puede conducir a una tasa de alcoholismo.

También entorpece la absorción de minerales importantes para liberar neurotransmisores que regulan el humor y entorpecen los patrones de sueño, lo que también causa problemas psicológicos.

Otras causas de ansiedad y depresión

Además de la alimentación irregular y pobre en nutrientes importantes, algunos hábitos aparentemente inofensivos también pueden perjudicar a los que padecen estas enfermedades.

Saltar el desayuno

La comida más importante del día no recibió ese título por nada. Sin alimentarse correctamente por la mañana, el cerebro funciona con bajos niveles de energía y el rendimiento cae, provocando síntomas depresivos.

Muchos también comen carbohidratos por la mañana. Ese es un gran error, porque el nivel de dopamina va a subir y luego caer, lo que conduce a la compulsión alimentaria y la ansiedad. Lo ideal es consumir proteínas como huevos, quesos y tocino, que tardan más en ser digeridas y provocan sensación de saciedad.

Hacer dietas privativas

La privación genera compulsión y, por tanto, ansiedad. Si amas el pan de queso y cambias por el pan integral, que no te gusta tanto, te vas a sentir irritado cada vez que comas y culpable si cedes a tus deseos.

Comer de forma irregular

En un día comes cada tres horas, en otro cada seis horas entre las comidas y al siguiente te olvidas de almorzar. Eso hace que los niveles de azúcar sean inestables en sangre y perjudica completamente su humor.

Llevar una vida sedentaria

Practicar ejercicio físico e incluso meditar aumenta los niveles de serotonina en el cerebro, neurotransmisor asociado con la sensación de placer. Si pasas mucho tiempo parado empiezas a sentirte deprimido.