Saltar al contenido
Combatir la caspa

5 Remedios naturales para combatir la caspa

Además de remover la caspa, por medio de estos tratamientos naturales conseguiremos ofrecerle un plus de nutrientes al cabello que nos van a ayudar a nutrirlo y fortalecerlo.

La caspa es un inconveniente capilar que se produce por el desarrollo del hongo Malassezia fufur, el cual consigue modificar el pH del cuero cabelludo.

Es una condición donde se forman pequeñas hojuelas de piel muerta, las cuales tienden a ser notorias en el pelo gracias a su tonalidad blanca o amarillenta.

Se puede originar en todos los tipos de cabello, ya que se dan tanto por el exceso de sequedad como por la acumulación de restos de sebo.

Más allá de que no representa un inconveniente grave, su presencia resulta fastidiosa puesto que hace comezón, irritación y, en menos casos, pérdida del pelo.

La buena novedad es que se puede batallar de manera natural, ya que algunos elementos tienen características que frenan su aparición.

Sabiendo que varios lo están padeciendo, hoy deseamos comunicar 5 remedios simples que se tienen la posibilidad de llevar a cabo en el hogar.

¡Toma nota!

1. Infusión de tomillo

El tomillo es una planta con características antifúngicas y antiinflamatorias, idóneas para frenar la acción del hongo que hace la caspa.

Su uso como enjuague limpia las costas del pelo y deja las hebras más brillantes y fuertes.

RECOMENDADO  Remedios caseros para la gripe ¡DILE ADIÓS A LA GRIPE!

Ingredientes

  • 3 medidas de cuchara de tomillo seco (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a hervir el agua y, una vez alcance su punto de efervescencia, añade el tomillo seco.
  • Espera que la infusión repose y, tras colarla, úsala como enjuague.

Modo de aplicación

  • Tras lavar tu pelo con los productos regulares, rocía la infusión desde las raíces hasta las puntas.
  • Déjala accionar, sin enjuagar, y reitera el régimen día tras días.

2. Bicarbonato de sodio

El desarrollo de las levaduras en el cuero cabelludo se puede vigilar con los efectos del bicarbonato de sodio.

Este producto trabaja como exfoliante natural, por lo cual es perfecto para remover el exceso de piel muerta y los restos de grasa.

Ingredientes

  • 3 medidas de cuchara de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 5 medidas de cuchara de agua de rosas (50 ml)

Preparación

  • Combina el bicarbonato de sodio con el agua de rosas hasta hallar una pasta densa.

Modo de aplicación

  • Humedece el pelo y, ahora, frótale el régimen por todas las raíces.
  • Deja que actúe 15 minutos y enjuaga.
  • Úsalo día tras días hasta frenar la aparición de caspa.

3. Aguacate y aceite de coco

Una mascarilla casera de aguacate y aceite de coco puede frenar la producción excesiva de caspa cuando su origen es la sequedad del cuero cabelludo.

Los dos elementos tienen aceites naturales y proteínas que, al ser asimiladas en el pelo, reducen de manera destacable este inconveniente.

Ingredientes

  • 1 aguacate maduro
  • 2 medidas de cuchara de aceite de coco (30 g)

Preparación

  • Extrae la pulpa de un aguacate maduro y combínala con el aceite de coco hasta conseguir un producto cremoso.

Modo de aplicación

  • Separa el pelo en numerosos mechones y frótale el régimen desde las raíces hasta las puntas.
  • Deja que actúe 20 minutos y enjuaga.
  • Úsala 2 o 3 ocasiones por semana.
RECOMENDADO  Remedios caseros para hacer crecer el cabello rápido

4. Agua de raíz de remolacha

La utilización regular de agua de raíz de remolacha contribuye a eliminar las pequeñas costras de caspa que hacen mostrar el pelo sucio.

Rica en sustancias minerales, es una satisfacción para hacer más fuerte las fibras capilares, más que nada cuando están secas.

Ingredientes

  • 1 raíz de remolacha
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora la raíz de remolacha en un tazón de agua y ponla a hervir, a fuego bajo, a lo largo de 10 minutos.
  • Luego, espera que baje su temperatura y filtra el líquido con un colador fino.

Modo de aplicación

  • Rocía el agua por todo el cuero cabelludo y ejecuta un masaje a lo largo de 3 o 5 minutos.
  • Déjala accionar toda la noche sin enjuagar.
  • Úsala, al menos, 3 ocasiones por semana.

5. Miel de abejas y huevo

Una mascarilla capilar de miel de abejas y huevos frena la aparición de caspa y, a su vez, hidrata y restablece la producción natural de aceites.

Estos elementos tienen dentro enzimas y aminoácidos fundamentales que, al ser atraídos en el pelo, asisten a parar la caída.

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 2 medidas de cuchara de miel (50 g)

Preparación

  • Bate un huevo y mézclalo con dos medidas de cuchara de miel.

Modo de aplicación

  • Extiende el régimen por todo el pelo, cúbrelo con un gorro y déjalo accionar 30 minutos.
  • Enjuaga con tu champú recurrente y reitera su uso 3 ocasiones por semana.

¿Los tratamientos comunes no te dieron resultados contra la caspa? Si todavía lo logras liberarte de este inconveniente, prueba los remedios nombrados y dale a tu pelo un plus de nutrientes.