Saltar al contenido
DURAZNO Beneficios y Contraindicaciones

10 Beneficios del durazno ¿Para qué sirve?

10 Beneficios del durazno ¿Para qué sirve?
5 (100%) 1 vote

El durazno es una fruta originaria de China, posee un sabor inigualable, con este podemos hacer millones de recetas o incluso puede ser un buen postre o merienda. Esta fruta es de temporadas de verano y proviene de un árbol denominado como “melocotonero” o “duraznero”, el color que este árbol posee es muy llamativo, su tronco es liso y puede llegar a alcanzar los seis u ocho metros de altura. Podemos reconocer la fruta a penas la nombran, sin embargo, puede que no sepamos los beneficios que esta fruta puede tener.

Beneficios del durazno

Esta pequeña fruta aunque no lo parezca posee grandes beneficios para nuestra salud, con un melocotón o durazno que comamos al día ya estamos recibiendo cierta cantidad de vitaminas en nuestro sistema. Desde la aterciopelada piel que rodea la fruta, hasta la jugosa pulpa que en ella se encuentra podemos encontrar las propiedades que ayudarán con el buen funcionamiento de nuestro organismo. A continuación te daremos los principales beneficios que el durazno puede ofrecerte.

Ayuda a la digestión

Una de las cualidades que esta fruta posee es que es fácil de digerir, ya que no es un alimento pesado. A su vez puede ayudar a la producción de bilis y acelera la digestión de grasas. Con el durazno podemos favorecer el funcionamiento del hígado para que pueda realizar los procesos de digestión de manera correcta evitando cualquier tipo de infección gastrointestinal.

Ayuda con el control de peso

En la mayoría de las dietas saludables siempre incluyen el durazno, esto se debe a que esta fruta posee alrededor de 50 calorías y no contiene nada de grasas. Es rica en vitaminas A, B1, B2, E, K y C, a su vez ayuda con la energía de nuestro cuerpo se active y crezcan las uñas y el cabello de forma sana y fuerte. Gracias a sus cualidades vitamínicas las grasas serán digeridas de forma rápida.

RECOMENDADO  Beneficios del ajo y sus increíbles propiedades curativas

Control de diabetes

Los duraznos no poseen tanta azúcar, de hecho la fruta ayuda con el control de la glucosa en la sangre, es por ello que puede evitar que suframos de diabetes y en caso de que la persona padezca esta enfermedad puede consumir la fruta sin problemas.

Antioxidante natural

Las vitaminas que ofrece el durazno pueden combatir contra el envejecimiento de las células de nuestra piel, evitando de esta manera la aparición de arrugas a temprana edad. A su vez ayuda a disminuir el riesgo de padecer enfermedades degenerativas.

Mantiene el corazón sano

Disminuye las posibilidades de sufrir cualquier problema cardiovascular, esto se debe al potasio que se encuentra en la fruta que ayuda con el buen funcionamiento del sistema nervioso y regula la presión arterial.

Previene el colesterol

Disminuye el colesterol en nuestro sistema gracias a la pectina que contiene. Al consumir durazno, este absorberá los líquidos que segregan el hígado y la vesícula mientras estamos en el proceso de digestión.

Ayuda a los riñones

Con esta fruta podremos limpiar nuestro sistema, eliminando cualquier tipo de  toxinas en nuestro organismo. Esta fruta es recomendada a aquellas personas que padecen de  piedras en los riñones, ya que las propiedades de la pulpa ayudarán a disolverlas.

Sistema óseo

Al ser una fruta rica en calcio esta ayudará a prevenir el deterioro de los huesos y la debilidad de estos, principalmente en mujeres.

Es bueno para el estrés

En caso de sufrir de estrés, un té hecho con las hojas del melocotón podremos controlar esos momentos de tensión y nervios. A su vez estas infusiones pueden ayudar con la digestión.

Previene la anemia

Debido al hierro que el durazno contiene los especialistas las recomiendan en las comidas ya que esta estimula el apetito, principalmente en personas que padecen de anemia o falta de apetito.

Contraindicaciones o efectos secundarios

El durazno no es una fruta que pueda inferir negativamente con el sistema de nuestro organismo, sin embargo, así como esta fruta posee unos increíbles y maravillosos beneficios puede tener además algunas contraindicaciones ya que puede producir efectos secundarios al consumir la fruta. A continuación te haremos saber que contraindicaciones puede tener esta fruta para que puedas evitar este tipo de problemas.

RECOMENDADO  10 Primeros síntomas del embarazo más frecuentes

Malestares estomacales

Como se dijo anteriormente, esta fruta ayuda a la buena digestión, en caso de que la persona tenga malestares estomacales el durazno solo empeorará el problema, es por esta razón, que no se recomienda comer duraznos o melocotones en esta situación. De igual manera tampoco se recomienda darle a los niños de esta fruta en grandes cantidades, ya que les irritaría el estomago y como consecuencia traería dolores estomacales.

Infusiones de melocotón

Si estas tomando algún medicamento diurético no debes tomar infusiones de melocotón, ya que de lo contrario se cortaría el efecto del remedio que estés tomando.

Alergias

Se dan casos en los que los niños y los adultos suelen ser alérgicos a la piel del durazno. En caso de que seas alérgico a esta fruta debes evitar comerla bien sea en zumo, en conserva o en cualquier receta que contenga dicho alimento. El durazno posee muchas proteínas que pueden causar reacciones alérgicas, entre ellas está la “proteína de defensa LTP” (proteínas transportadoras de lípidos).

Así mismo puede que al comer duraznos o melocotones sientas picazones en la boca. Esto se diferencia de la alergia a las proteínas de defensa LTP ya que esta alergia solo se produce en la cavidad oral, es decir, puede causar hinchazón en la lengua, el paladar, en los labios y causar picor en la orofaringe.

No comer en exceso

El durazno al ser una fuente llena de vitaminas, hierro y potasio no debe ser ingerido en exceso, ya que podría alterar nuestro sistema.

El durazno es una fruta maravillosa siempre y cuando no abuses de su consumo. Posee muchas vitaminas que pueden ayudar con tus órganos, con tus uñas, cabello y piel para mantenerlos sanos y fuertes. Es recomendable comer al menos uno o dos melocotones a la semana para limpiar tu organismo y ayudar a que funcione de manera correcta. Así mismo el durazno puede ser una merienda perfecta o una buena decoración para tus postres.